Capítulo 35

Odalisca - Novela

11/06/2023

Odalisca

Capítulo 35





"Puede parar aquí." 

 

*** 

 

"Sí. Entonces, vaya a casa sana y salva." 

 

Escuchando las amables palabras del cochero, Liv salió cuidadosamente del carruaje. 

 

Habiendo regresado de una mansión magnífica y enorme, sintió por un momento como si se hubiera despertado de un hechizo. 

 

Liv miró al coche negro mientras desaparecía en la oscuridad, y luego se adelantó mientras se ponía su ropa para abrigarse. Caminando por la carretera estrecha y sucia, se preguntó si lo que acababa de pasar era realmente real. 

 

La habitación blanca, el aire que olía como a una mezcla de vino y cigarro, la mirada aguda y persistente... 

 

Todo se le metió en la cabeza como un sueño de una noche de verano. Cuanto más fuerte el horrible olor de la alcantarilla golpeaba la punta de la nariz, más soñado se percibía el recuerdo. Era literalmente una sensación irreal. 

 

Liv apretó su ropa aún más. Luego sintió la textura del grueso sobre que mantenía en lo profundo de sus brazos. 

 

Ah, no fue un sueño. 

 

Por unas horas sentada desnuda, le pagaron una cantidad inimaginable de dinero. 

 

No era que nadie se enterara, pero Liv caminaba nerviosa, temiendo que le arrebataran el sobre de dinero. Afortunadamente, llegó a casa enseguida. 

 

"¡Liv!" 

 

Tan pronto como abrió la puerta, Coryda le dio la bienvenida a Liv con un rostro radiante. Coryda se paró en la puerta, aparentemente nerviosa por la llegada de Liv a casa mucho más tarde de lo habitual. 

 

"Perdón, llego tarde, ¿No es así? ¿Has cenado?" 

 

"Lo hice... ¿Y tú?" 

 

Liv se dio cuenta de que no había cenado cuando escuchó la pregunta de Coryda. Mientras estaba con el Marqués, su mente estaba tan ocupada con el nerviosismo que no podía permitirse el lujo de pensar en una comida. Con la comprensión tardía del hambre, su cuerpo reaccionó inmediatamente. 

 

Gruñir. 

 

El estruendoso rugido respondió en lugar de Liv. Coryda se quejó, preguntándose cómo la Baronesa Vendons le pedía trabajar sin darle tiempo para comer, sin importar cuánto trabajo hubiera. 

 

"Solo retrasé mi comida para poder ocuparme del trabajo rápidamente." 

 

"No sabía que la baronesa Vendons era tan poco generosa." 

 

"Coryda. No puedes decir eso. No sabes lo agradecida que estoy con ella." 

 

"¿Vas a llegar tan tarde de ahora en adelante?" 

 

Una débil ansiedad pasó por la cara enojada de Coryda. Liv siempre llegaba a casa antes de la puesta del sol, así que podría haber tenido miedo de quedarse sola en casa hasta tarde como hoy. 

 

Liv acarició la cabeza de Coryda con una expresión de disculpa. 

 

"Creo que sí por el momento." 

 

Sentía pena por Coryda, pero cuando sintió el peso del sobre de dinero, ni siquiera podía mentir diciendo que vendría temprano. 

 

Por un solo día, podría dejar de preocuparse por el alquiler de un mes y la medicación de Coryda. Si ella continuaba haciendo ese trabajo extra por un mes, podría ahorrar bastante dinero para los gastos de subsistencia y tener un montón de dinero sobrante. 

 

Incluso si hacía el trabajo solo hasta que el trabajo con Brad terminara, podría ahorrar suficiente dinero para unos meses. 

 

"Me aseguraré de que no te quedes sin medicinas. También pagaré el alquiler mensual por adelantado para que el tío Pommel no te moleste más. Así que, por favor, se paciente. ¿De acuerdo?" 

 

"...sí." 

 

Después de abrazar a Coryda, que parecía enojada, Liv abrió la despensa y pensó en una cena tardía. Por primera vez en mucho tiempo, sintió un débil rayo de esperanza. 

 

*** 

 

No puedo creer que esté sentada en una cafetería sin tanta presión. 

 

Liv miró la copa delante de ella y se quedó atónita con su cambio. En el pasado, habría pasado por la cafetería sin siquiera mirarla. No podía creer que solo unas pocas veces de hacer aquel trabajo extra la había hecho sentir tan relajada. 

 

Definitivamente fue un placer, pero fue una pena que no estuviera emocionada. 

 

"Miras hacia abajo." 

 

"¿Disculpa?" 

 

"¿Te he pedido demasiado hoy?" 

 

Después de escuchar a Camille, Liv se dio cuenta de que había perdido la concentración. Rápidamente agitó la cabeza y se disculpó por su rudeza. 

 

Camille agitó su mano casualmente, pero la preocupación seguía en sus ojos. Así de mal se veía Liv. 

 

"No, no lo hiciste. Estaba pensando en otra cosa. No es gran cosa." 

 

Realmente no era gran cosa. Era solo que el trabajo extra que había empezado recientemente le estaba causando más fatiga de la que esperaba. 

 

Todo lo que hizo fue quitarse la ropa y sentarse durante unas horas, como cuando modelaba desnuda para Brad, pero era extraño el por qué se sentía tan mentalmente cansada. 

 

La sola presencia del Marqués agudizó sus sentidos, y cada vez que tenían la oportunidad de hablar, pisoteaba su autoestima. 

 

"¿Dice que es modelo, pero todo lo que puede hacer es quedarse quieta?" 

 

"¿Quiere que baile?" 

 

"No sabía que le estaba enseñando danza a la única hija de la familia Vendons." 

 

"...no tiene que mencionar aquello." 

 

"Es profesora, aunque esté desnuda, pero parece que no se enorgullece de su trabajo." 





Traductor: Valiz

Scan : Gremio de Hadas

 

Si deseas mantenerte notificad@ para próximas actualizaciones de esta novela y muchas más increíbles historias, eres bienvenido al canal de discord de nuestra comunidad.

Discord Gremio de Hadas: https://discord.gg/KxpTXwmPGA 

Capítulo 35

Odalisca - Novela

11/06/2023

Yugen Mangas Logo
All rights deserved. Idealized and built by Heaning.This website was built using TailwindCSS + NextJS 13.
Contact mePrivacy policyDiscord